MedicinaGeriátrica ... Donde la geriatría se actualiza ...
MG - MedicinaGeriátrica

Imprimir - Enviar a un amigo - Cerrar Ventana

Martes 01 de Noviembre de 2005


La escarectomía evita infecciones en quemados


La escarectomía precoz en grandes quemados es la forma más eficaz de evitar las infecciones, que constituyen la segunda causa de mortalidad en este tipo de pacientes debido a la disminución de la inmunidad.

La atención al gran quemado que llega al hospital debe tener en cuenta las complicaciones respiratorias y la infección, ya que son las dos primeras causas de mortalidad de los grandes quemados una vez que ingresan en el hospital, según explicó José Ignacio Ortega Martínez, médico adjunto del Servicio de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla), durante su participación en una jornada de debate sobre atención al trauma grave, organizada por el Servicio de Urgencias del Hospital Pío del Río Hortega, de Valladolid.

Según Ortega, un 25 por ciento de los grandes quemados presentan complicaciones pulmonares y la mitad de ellos fallecen. Estas complicaciones pulmonares suelen ser de dos tipos: las directamente causadas por el calor, que se producen en las vías altas, y las indirectas, provocadas en las vías bajas, ya que la temperatura en esa zona ha descendido considerablemente.

Reacciones
En este caso las lesiones se suelen producir por reacciones químicas o inhalación de gases. La insuficiencia respiratoria se presenta entre las 24 y las 36 horas de haber ingresado el paciente, generalmente por anoxia, mientras que el edema pulmonar puede presentarse entre las 6 y las 72 horas del suceso.

"No hay alteraciones pulmonares en las primeras horas, por lo que hay que tener mucho cuidado para detectarlas antes de que se manifiesten clínicamente". Por todo ello, José Ignacio Ortega recomienda, además de la historia clínica y el diagnóstico de la quemadura, una broncoscopia para determinar la afectación respiratoria, puesto que la radiografía de tórax puede no detectar el edema pulmonar, sobre todo si se produce de forma tardía y la carboxihemoglobina no es efectiva.

Oxigenoterapia
El tratamiento de las afecciones pulmonares por quemaduras debe realizarse a través de oxigenoterapia urgente y, si hay edema de laringe, mediante una traqueotomía. Una vez ingresado el paciente deberá tratarse con oxígeno humedecido. El segundo aspecto que hay que tratar es la infección, la segunda causa de muerte en quemados. Ésta aparece por una disminución de la inmunidad. La infección se puede producir por agentes exógenos o endógenos, ya que si la quemadura es profunda no solamente estará afectada la piel, sino también las mucosas. Las escaras son un medio de cultivo ideal para el crecimiento de gérmenes, hongos y herpes virus, por lo que hay que atender a la aparición de gérmenes de cada hospital en cada momento. Sin embargo, el principal foco de infección son los propios fluidos endógenos, desde los gérmenes de la superficie de la piel hasta los más profundos. Según Ortega, hay que seguir una serie de reglas para evitar la infección.

Además de la limpieza ambiental y de los profesionales que tratan al paciente, hay que evitar el uso general y masivo de antibióticos, no utilizando los de amplio espectro ni la profilaxis antibiótica. Hay que determinar primero los patógenos causantes de la infección y utilizar el antibiótico específico y en la dosis adecuada; y, junto a ello, la profilaxis antitetánica.

Prevención
La escarectomía precoz es la mejora forma de tratar y prevenir la infección. La escarectomía puede hacerse de diversas formas, a través de un desbridamiento superficial periódico, de forma tangencial si la quemadura es más profunda, o fascial, que permite un lecho más sano para el injerto posterior. En lo que se refiere al injerto, si la quemadura no es muy grande, el propio paciente tiene piel suficiente para realizarlo. Con una superficie quemada superior al 40 por ciento, se colocarán apósitos tempranos hasta conseguir la piel suficiente, ya sea sintética, biosintética o cultivada.

La atención al quemado debe ser realizada por un equipo multidisciplinar que incluya, además de la intervención por el equipo quirúrgico y plástico, a expertos en terapia física y fisioterapia rehabilitadora, junto a expertos psicosociales. Según ha ido disminuyendo la mortalidad en los grandes quemados aumenta la necesidad de la rehabilitación psicológica del paciente, ya que, entre otras cosas, contribuye a incrementar su tolerancia al dolor.

Para que el equipo funcione, en el momento en que un quemado llega a la unidad hay que apuntar los datos de la quemadura, el estado neurológico del quemado, si está intubado, el diagnóstico de la quemadura, y valorar si es necesaria la cirugía urgente o no para comenzar el tratamiento médico.DIARIOMEDICO.COM






Noticias Relacionadas

  • Relacionan la apnea del sueño con un trastorno de los párpados
  • Colesterol alto, antesala de demencia leve
  • ¿Cuál es el mecanismo por el cual los ácidos grasos omega-3 prolongan la supervivencia de los pacientes con enfermedad coronaria?
  • IV Curso Universitario de Clínica y Tratamiento de la DEMENCIA
  • La presión arterial sistólica perisitentemente elevada predice la progresión de la enfermedad de la sustancia blanca
  • El colesterol está relacionado como un paso previo al alzhéimer, según un estudio
  • ¿Podría la reducción de la presión arterial ayudar a detener la demencia?
  • Calidad de vida en nonagenarios: género, funcionalidad y riesgo nutricional como factores asociados
  • La actividad física disminuiría la incidencia del deterioro cognitivo en los ancianos
  • Mejoría cognitiva en el Huntington con Dimebon

  • Buscar más noticias relacionadas

    Por para MG-MedicinaGeriátrica


    Imprimir - Enviar a un amigo - Cerrar Ventana

    Copyright © MedicinaGeriatrica.com.ar | Todos los derechos reservados
    MG - MedicinaGeriátrica
    info@medicinageriatrica.com.ar