MedicinaGeriátrica ... Donde la geriatría se actualiza ...
MG - MedicinaGeriátrica

Imprimir - Enviar a un amigo - Cerrar Ventana

Viernes 09 de Diciembre de 2005


Presentan una nueva clasificación de infartos


Las técnicas de resonancia magnética han permitido elaborar una nueva clasificación de los infartos de miocardio que correlaciona mejor el patrón que muestra el electrocardiograma con la zona exacta de la necrosis.


"A partir de ahora se tiene que cambiar la denominación que reciben los infartos en todas las facultades y hospitales del mundo". Así de contundente se ha manifestado Antoni Bayés de Luna, catedrático de Cardiología en la Universidad Autónoma de Barcelona y director del Instituto Catalán de Cardiología del Hospital de San Pablo.

El motivo de su afirmación es la elaboración de una nueva clasificación que, según Bayés de Luna, se ajusta más a la realidad morfológica. La nomenclatura ha sido aprobada por los expertos de distintos países que han participado en el XVII Curso de Puesta al Día en Cardiología, organizado por la Sociedad Internacional de Holter y Electrocardiología no Invasiva (Ishne, por sus siglas en inglés) en Barcelona.

Las recomendaciones de los científicos empiezan por las cuatro paredes del corazón, que deben denominarse anterior, septal, lateral e inferior. Hasta el momento esta última recibía el nombre de inferoposterior.

Por otro lado, un electrocardiograma (ECG) que muestra un patrón RS en V1 indica un infarto de miocardio lateral, y no posterior, como se designaba hasta ahora. Asimismo, una morfología QS en la derivación aVL sin onda Q en V5-V6 se debe a un infarto medio-anterior y no lateral alto.

"Los nombres posterior y lateral alto aplicados a estos patrones son incorrectos y se deben modificar por infarto de miocardio de la pared lateral e infarto de miocardio de la pared medio-anterior", ha apuntado Wojciech Zareba, presidente de la Ishne.

Resonancia magnética
El cambio de nomenclatura ha sido posible gracias al trabajo conjunto del grupo de cardiología que dirige Bayés de Luna con el de resonancia magnética del Hospital de San Pablo.

"La finalidad del proyecto, que nos ha llevado más de dos años, era hacer una correlación precisa entre los datos que ofrece el electrocardiograma en los diferentes tipos de infarto con el sitio exacto de lesión, que viene dado por la resonancia". Antes, esta relación se establecía con técnicas de anatomía patológica.

El nuevo sistema ha permitido ver que "la parte posterior de la pared inferoposterior o no existe o no origina cambios en el electrocardiograma, por lo que se ha eliminado de la terminología". Del mismo modo, alteraciones en el ECG que se creían originadas en la pared posterior son debidas a la lateral.

Así, se han establecido seis categorías de infartos: septal, anterior, medio-anterior (antes lateral alto), anterior extenso, lateral (antes posterior) e inferior; que se ajustan con las áreas de necrosis que muestra la resonancia magnética.

Los expertos defienden que la nueva clasificación es importante para la práctica clínica. "La modificación en el nombre encierra un cambio en el origen de la necrosis. Una mayor exactitud ayudará a estratificar mejor la gravedad del caso, el riesgo y, por tanto, a establecer el abordaje", ha añadido Zareba.

Una vez aprobado por la Ishne, la clasificación se publicará en revistas científicas del ámbito de la electrocardiología.
Asimismo, se quiere hacer una labor de difusión entre cardiólogos y otros facultativos de todo el mundo. "Será difícil, pero tenemos que acostumbrarnos, como con el cambio de la peseta al euro. Cada día miles de médicos hablan de infarto posterior, y esto es falso. Aunque en algunos casos no tenga trascendencia en la gravedad y el pronóstico, debemos ajustarnos a la verdad y ser precisos".

DIARIOMEDICO.COM


Por para MG-MedicinaGeriátrica


Imprimir - Enviar a un amigo - Cerrar Ventana

Copyright © MedicinaGeriatrica.com.ar | Todos los derechos reservados
MG - MedicinaGeriátrica
info@medicinageriatrica.com.ar