MedicinaGeriátrica ... Donde la geriatría se actualiza ...
MG - MedicinaGeriátrica

Imprimir - Enviar a un amigo - Cerrar Ventana

Lunes 26 de Junio de 2006


La presión sistólica baja determina en estudio una mayor mortalidad en ancianos mayores


Las investigaciones que relacionaban presión arterial y supervivencia se habían practicado en mayores de 65 años. Sin embargo, cada vez está más claro que dentro de la población anciana, los muy ancianos, es decir los mayores de 85 años, tienen un comportamiento biológico diferente.

Los estudios que relacionan las cifras de presión arterial con la supervivencia a largo plazo en ancianos han deparado resultados conflictivos. En algunos estudios se ha encontrado una mortalidad inversa, es decir, a menor presión mayor mortalidad. Otros estudios han encontrado una relación compleja, de tal modo que habría una cifra ideal de presión a partir de la cual la mortalidad aumentaría, tanto si la presión rebasa este límite como si no la franquea. Si esta relación se lleva a una gráfica da una imagen de J o de U, por ello se llama mortalidad en J o en U.

Un grupo de médicos finlandeses de diferentes especialidades, geriatras, neurólogos, epidemiólogos y psiquiatras, han realizado un estudio de seguimiento de 601 mayores de 85 años de una ciudad finlandesa.

De ellos, 80 fallecieron antes de completar el estudio inicial. Al resto, 521 pacientes, se les siguió durante nueve años, a no ser que hubieran fallecido antes. A todos ellos se les realizó un reconocimiento y encuesta de salud. La presión arterial se determinó en unas condiciones sumamente estrictas para que su validez fuera la adecuada. Los datos correspondientes a los pacientes fallecidos se completaron con las causas de muerte expresadas en el certificado de defunción.

A los nueve años de seguimiento, 479 pacientes habían fallecido. Tras hacer los correspondientes estudios y ajustes estadísticos, se pudo concluir que ciertamente la presión sistólica (la llamada máxima) baja determinaba un incremento en la mortalidad que, si bien en parte era explicado por la presencia de enfermedades debilitantes, en muchos otros casos las cifras baja no se asociaban a dichas patologías y se asociaban a mayor mortalidad.

Por este motivo, los autores del estudio aconsejan que en los ancianos muy mayores (por encima de los 85 años) el tratamiento de la hipertensión arterial debe ser menos agresivo.


websalud.com


Por para MG-MedicinaGeriátrica


Imprimir - Enviar a un amigo - Cerrar Ventana

Copyright © MedicinaGeriatrica.com.ar | Todos los derechos reservados
MG - MedicinaGeriátrica
info@medicinageriatrica.com.ar