MedicinaGeriátrica ... Donde la geriatría se actualiza ...
MG - MedicinaGeriátrica

Imprimir - Enviar a un amigo - Cerrar Ventana

Lunes 17 de Octubre de 2005


La técnica de dilatación puede descongestionar la obstrucción de las arterias cerebrales


Introducir un dilatador (un tubo de malla flexible) dentro de una arteria cerebral horas después de haberse cerrado por completo debido a un ataque de apoplejía restauró el flujo sanguíneo para la mayoría de pacientes en un primer estudio de este tipo.

La técnica de dilatación es utilizada comúnmente para tratar apoplejías causadas por la obstrucción parcial de una arteria carótida, que transporta la sangre al cerebro. Pero no se ha investigado mucho sobre si funcionaría ante una obstrucción total de la arteria, apuntó el Dr. Tudor G. Jovin, quien es profesor asistente de neurología en la Universidad de Pittsburgh y autor principal del nuevo informe en la publicación Stroke.

"El enfoque original era que si una arteria se obstruía totalmente, no había nada que se pudiera hacer", señaló Jovin. "Nuestro enfoque era tratar de abrir la arteria".

La dilatación es un procedimiento en el que se introduce un catéter con un globo en la punta dentro de una arteria hasta llegar al lugar de la obstrucción. El globo se infla posteriormente para abrir la arteria, y se coloca en el lugar un dilatador para mantener la arteria despejada.

El ensayo del estudio abarcó a 25 pacientes que fueron referidos para la dilatación dado que tenían síntomas de apoplejía en las seis horas precedentes, y las técnicas de exploración por imagen mostraron una obstrucción total de la arteria.

"El hecho de que fuimos capaces de abrir la arteria de 23 de los 25 pacientes es un hallazgo significativo", señaló Jovin, agregando que la dilatación no fue posible en los otros dos pacientes.

Cerca del 40 por ciento de las personas con apoplejías causadas por una obstrucción total de la arteria carótida sufren de discapacidad severa, y el 20 por ciento muere a los tres meses, explicaron los investigadores. De los pacientes en el estudio que tuvieron éxito con el procedimiento, 10 lograron mejoras significativas de los síntomas de la apoplejía en las 24 horas posteriores.

Pero estos son sólo resultados a corto plazo y "no disponemos de datos de largo plazo", declaró Jovin.

Debido a que el estudio sugiere que "este enfoque es factible", establece la base para un ensayo controlado de mayor dimensión que demuestre si la dilatación para tales pacientes ofrece beneficios a largo plazo, enfatizó.

Dicho estudio requiere más dinero y tiempo, puntualizó Jovin. Por el momento, los neurólogos de la Universidad de Pittsburgh que tratan la apoplejía están usando dilatadores para algunos pacientes con obstrucción total de la arteria coronaria, señaló.

"No estamos hablando sobre los pacientes que tuvieron oclusiones por largo tiempo", apuntó Jovin. "Estamos evaluando a los pacientes que acaban de sufrir una apoplejía. Cuando encontramos que la arteria se ha cerrado en las últimas pocas horas o días, intentamos abrir la arteria. Pensamos que podemos mejorar los síntomas de la apoplejía".

El Dr. Marc R. Mayberg es director del Instituto de Neurociencia de Seattle y vocero de la American Heart Association. Señaló que los neurólogos han sido reacios a tratar la dilatación dado que extrapolan los resultados de esfuerzos anteriores para abrir la arteria con cirugía, y "los resultados han sido mixtos, en el mejor de los casos".

"Gran parte de las arterias tuvieron reoclusiones y muchos de los pacientes sufrieron complicaciones severas", apuntó.

Pero esos estudios se realizaron hace 15 años atrás, cuando la tecnología de imagen y los métodos anticoagulantes no estaban tan avanzados como ahora, y los pacientes no llegaban al hospital tan rápido como hoy en día, apuntó Mayberg.

Estuvo de acuerdo en que se necesita realizar un ensayo controlado para comprobar los beneficios de la dilatación para las arterias obstruidas totalmente. Pero Mayberg dijo que, debido al estudio de Pittsburgh, "me inclino más por la apertura de una arteria carótida obstruida, en una de estas dos categorías (una oclusión reciente o cuando ha ocurrido hace pocos días), cuando el paciente tiene un síndrome específico de apoplejía".


FUENTES: Tudor G. Jovin, M.D., assistant professor of neurology, University of Pittsburgh; Marc C. Mayberg, M.D., director, Seattle Neuroscience Institute; October 2005, Stroke

HealthDay


Noticias Relacionadas

  • Relacionan la apnea del sueño con un trastorno de los párpados
  • Colesterol alto, antesala de demencia leve
  • ¿Cuál es el mecanismo por el cual los ácidos grasos omega-3 prolongan la supervivencia de los pacientes con enfermedad coronaria?
  • IV Curso Universitario de Clínica y Tratamiento de la DEMENCIA
  • La presión arterial sistólica perisitentemente elevada predice la progresión de la enfermedad de la sustancia blanca
  • El colesterol está relacionado como un paso previo al alzhéimer, según un estudio
  • ¿Podría la reducción de la presión arterial ayudar a detener la demencia?
  • Calidad de vida en nonagenarios: género, funcionalidad y riesgo nutricional como factores asociados
  • La actividad física disminuiría la incidencia del deterioro cognitivo en los ancianos
  • Mejoría cognitiva en el Huntington con Dimebon

  • Buscar más noticias relacionadas

    Por para MG-MedicinaGeriátrica


    Imprimir - Enviar a un amigo - Cerrar Ventana

    Copyright © MedicinaGeriatrica.com.ar | Todos los derechos reservados
    MG - MedicinaGeriátrica
    info@medicinageriatrica.com.ar