MedicinaGeriátrica ... Donde la geriatría se actualiza ...
MG - MedicinaGeriátrica

Imprimir - Enviar a un amigo - Cerrar Ventana

Jueves 23 de Mayo de 2013


Relación entre la presión de pulso y la velocidad de la marcha en los ancianos

 

La reducción en la velocidad de la marcha en los ancianos se asocia con caídas, discapacidad, hospitalización, institucionalización, morbilidad y mortalidad cardiovascular. El envejecimiento se acompaña frecuentemente de un aumento de la presión del pulso (PP) que contribuye al desacoplamiento ventricular-vascular

 

Un factor crítico en la capacidad de una persona de edad avanzada para funcionar independientemente es la capacidad de moverse sin ayuda. Los adultos mayores que pierden la movilidad son más propensos a institucionalizarse, tienen mayores tasas de mortalidad y menor calidad de vida. En los ancianos  el aumento en la PP aumenta el riesgo de infarto de miocardio, la aparición de  fibrilación auricular, insuficiencia cardíaca y es un predictor independiente de enfermedad coronaria y la mortalidad cardiovascular.

El propósito de este estudio, el Lifestyle Interventions and Independence for Elders Pilot (LIFE-P) fue probar la hipótesis de que la PP está asociada la velocidad de la marcha en los adultos mayores residentes en la comunidad.

Se evaluaron 424 ancianos  se registró la presión arterial braquial y se los hizo caminar 400 metros a una velocidad media que pudiera ser mantenida durante un paseo de 400 metros. El promedio de edad  fue de  77 años y el 31% fueron de sexo masculino.

La PP se calculó como la diferencia entre la presión arterial sistólica y la diastólica.

Los pacientes con antecedentes de insuficiencia cardiaca y accidente cerebrovascular (n = 42) fueron excluidos, por lo que quedaron 382 participantes para el análisis final.

Cuando la PP se clasificó en tercilos, los participantes en el tercilo de PP más alto tenían menor velocidad de la marcha que los del tercilo más bajo PP (p= 0,05).

En el análisis de regresión múltiple, la PP se asoció significativa e inversamente con la velocidad de la marcha a 400 metros (p= 0,05). Otros factores que se asociaron en forma significativa con la velocidad de la marcha fueron la fuerza de prensión, el peso corporal, la edad y el antecedente de  diabetes mellitus.

La presión arterial media, la presión arterial sistólica y la presión arterial diastólica no fueron predictores de la velocidad de la marcha medida en 400 metros.

Como conclusión, la PP se asociaría a una menor velocidad de la marcha medida en 400 metros en los adultos mayores residentes en la comunidad. La senescencia vascular y la alteración en el acoplamiento ventricular-vascular estarían relacionadas  al menos en parte,  con el deterioro de la movilidad y de la función física en los ancianos.

 

Fuente:

Relation of Pulse Pressure to Long-Distance Gait Speed in Community-Dwelling Older Adults: Findings from theLIFE-P Study

Heffernan KS,  Manini TM, Hsu F y cols.

 

PLoS One. 2012;7(11):e49544.


Noticias Relacionadas

  • Tratamiento hormonal de reemplazo y pancreatitis
  • Efecto del control de la hipertensión arterial sobre la cognición en pacientes con diabetes tipo 2.
  • ¿Es útil el tratamiento intensivo de la glucemia para disminuir las complicaciones cardiovasculares en los ancianos?
  • Predicción de riesgo de deterioro funcional en ancianos candidatos a cirugía cardíaca
  • Fatiga en los adultos mayores
  • Tiempo entre la aparición de síntomas del ataque isquémico transitorio y la evaluación por un especialista
  • Obesidad sarcopénica y riesgo de enfermedad cardiovascular
  • Arteritis de células gigantes y riesgo cardiovascular
  • JNC 8. Manifestación de la minoría: evidencia que sustenta la decisión de mantener la presión sistólica por debajo de los 150 mmHg en los mayores de 60 años
  • Tratamiento de la hipertensión arterial en pacientes con demencia

  • Buscar más noticias relacionadas

    Por Fabiana Giber para MG-MedicinaGeriátrica


    Imprimir - Enviar a un amigo - Cerrar Ventana

    Copyright © MedicinaGeriatrica.com.ar | Todos los derechos reservados
    MG - MedicinaGeriátrica
    info@medicinageriatrica.com.ar