MedicinaGeriátrica ... Donde la geriatría se actualiza ...
MG - MedicinaGeriátrica

Imprimir - Enviar a un amigo - Cerrar Ventana

Domingo 11 de Mayo de 2008


La alteración del índice tobillo-brazo en los ancianos aumentaría el riesgo de complicaciones vasculares


En un ensayo estadounidense se demostró que la alteración de este índice predice mayor riesgo de enfermedad vascular. Aún más, la imposibilidad de realizarlo por la presencia de arterias incompresibles también aumentaría el riesgo vascular.

En condiciones normales la presión en el tobillo es mayor que en el brazo. La presión baja en el tobillo indica enfermedad aterosclerótica, que es la causa principal  de enfermedad vascular y se considera que el índice tobillo brazo es patológico cuando es menor de 0,9. También se ha demostrado que la presión arterial (PA) elevada en el tobillo con un índice mayor de 1,4 conlleva riesgo vascular.

El objetivo de este estudio fue evaluar si las alteraciones de los valores del índice tobillo-brazo y las arterias incompresibles se asocian con mayor riesgo vascular y mayor mortalidad por enfermedad cardiovascular en los ancianos.

Se estudiaron 2.886 pacientes entre 70 y 79 años pertenecientes al Estudio de Salud, Envejecimiento y Composición Corporal y se midió el índice tobillo-brazo a todos los participantes (PA en el tobillo/PA en el brazo). Se interrogó a los pacientes sobre enfermedades vasculares y se les realizó exámenes de laboratorio.

Los pacientes se controlaron cada 6 meses con un promedio de seguimiento de 6,7 años. El 79,6% tenía un índice tobillo-brazo normal (0,91 a 1,3), el 13,3% tenía un índice menor de 0,9 y el 4,9% mayor de 1,3. El 2,2% de los pacientes tenía arterias incompresibles.

Los investigadores realizaron las siguientes observaciones:

·         Los pacientes con índices anormales tenían más factores de riesgo vascular que los pacientes con índices normales.

·         Los pacientes con índices disminuidos, elevados o arterias incompresibles tuvieron mayor mortalidad de causa vascular que el resto de los pacientes.

·         Los pacientes con arterias incompresibles tuvieron incidencia elevada de accidente cerebrovascular e insuficiencia cardíaca congestiva (razón de probabilidad o HR 1,7).

·         La insuficiencia cardiaca congestiva y el infarto de miocardio tuvieron mayor incidencia en los pacientes con índice tobillo-brazo alterado, aún después de los ajustes por los factores de riesgo vascular clásicos.

Los autores concluyen que los ancianos con índice tobillo-brazo menor de 0,9 o mayor de 1,3 tienen un aumento del riesgo del 40% de desarrollar complicaciones vasculares y de mortalidad  por esta causa.

Los pacientes con arterias incompresibles, en los que no se puede determinar el índice tienen mayor riesgo aún, especialmente de accidente cerebrovascular. Por ello, los autores recomiendan utilizar este  índice en la consulta habitual, ya que brinda información sobre el estado vascular del paciente y la presencia de aterosclerosis.


Fuente: Relantionship of ankle blood pressures to cardiovascular events in older adults.
Sutton-Tyrrell K, Venkitachalam L, Kanaya A y cols.

Stroke. 2008;39:863-869


Por Maia Gómez Schneider para MG-MedicinaGeriátrica


Imprimir - Enviar a un amigo - Cerrar Ventana

Copyright © MedicinaGeriatrica.com.ar | Todos los derechos reservados
MG - MedicinaGeriátrica
info@medicinageriatrica.com.ar