MedicinaGeriátrica ... Donde la geriatría se actualiza ...
MG - MedicinaGeriátrica

Imprimir - Enviar a un amigo - Cerrar Ventana

Miercoles 15 de Octubre de 2008


La inhibición de la enzima 5- alfa reductasa no aumenta el riesgo de fracturas de cadera


En un estudio con control de caso, que incluyó más de 7000 pacientes, se demostraría que el uso de fármacos como el finasteride no aumenta la incidencia de las fracturas de cadera.



El uso de inhibidores de la enzima 5- alfa reductasa está ampliamente difundido, ya que se utilizan para el tratamiento de la hipertrofia prostática benigna (HPB), una patología prevalente en los hombres mayores de 50 años. A pesar de que su uso y el conocimiento de sus efectos adversos llevan ya más de quince años, recién en los últimos tiempos se empiezan a dilucidar sus acciones sobre el metabolismo óseo.

En los estudios realizados previamente la cantidad  de pacientes era poco representativa o solo se tenían en cuenta los marcadores de formación de hueso, en lugar de la incidencia de la fractura de cadera, que es un hecho sumamente trascendente desde el punto de vista de la salud pública.

En este estudio se evaluó el uso de los inhibidores de la 5-alfa reductasa y de los bloqueantes alfa, y la tasa de fractura de cadera en más de 7000 pacientes y un número similar de controles mayores de 45 años, y se demostró que solamente a el 2% de los sujetos que tuvieron una fractura de cadera habían recibido finasteride, sin una relación directa con la dosis.

A partir de estos resultados, los investigadores sugieren la posibilidad de que exista una asociación inversa: la inhibición de la enzima podría disminuir la incidencia de las fracturas de cadera. Ésto podría deberse a que los osteoblastos presentan la isoenzima tipo I de la 5- alfa reductasa, distinta a la que inhiben los fármacos del tipo del finasteride, que es la isoenzima tipo II.

De esta forma, habría una mayor concentración de testosterona disponible para la aromatización a estradiol. Por otro lado, también se podría deber a que una mayor cantidad de testosterona biodisponible se asocia a una menor cantidad de caídas.

Finalmente, sería fundamental solucionar este último planteo, ya que un panorama más claro de estas asociaciones podría echar luz sobre un problema tan importante en los ancianos.


Fuente:
Association between 5- alpha reductase inhibition and risk of hip fracture.

steven.j.jacobsen@kp.org
Jacobsen S, Cheetham T, Haque R et al. Jacobsen S, Cheetham T, Haque R et al.

JAMA. 2008;300(14):1660-4



Noticias Relacionadas

  • ¿Es útil la vitamina D para disminuir la mortalidad?
  • Recomendaciones de la Sociedad Americana de Geriatría para el uso de vitamina D en la prevención de caídas en el adulto mayor
  • Relación entre la concentración plasmática de vitamina D y las comorbilidades, la discapacidad y la mortalidad por cualquier causa.
  • Malnutrición y fragilidad en ancianos internados
  • JNC 8. Manifestación de la minoría: evidencia que sustenta la decisión de mantener la presión sistólica por debajo de los 150 mmHg en los mayores de 60 años
  • III Seminario y Curso Internacional en Envejecimiento
  • Enfermedad coronaria: efecto protector de la vacuna contra la influenza
  • El uso crónico de antiácidos se asocia con la deficiencia de vitamina B12
  • Evolución del accidente cerebrovascular isquémico en función de la presión arterial de las primeras 48 horas.
  • ¿El tratamiento con doxiciclina evita la expansión del aneurisma de aorta abdominal?

  • Buscar más noticias relacionadas

    Por Julieta Montecchia para MG-MedicinaGeriátrica


    Imprimir - Enviar a un amigo - Cerrar Ventana

    Copyright © MedicinaGeriatrica.com.ar | Todos los derechos reservados
    MG - MedicinaGeriátrica
    info@medicinageriatrica.com.ar